la mejor

la mejor

021 Diciembre 2014 Misa Domingo 4 Adviento Lc 1 26-38-La Historia feliz

14m ago
SOURCE  

Description

EVANGELIO DEL DOMINGO 21 DE DICIEMBRE 2014: Lc 1, 26-38: "LA HISTORIA FELIZ". Los Evangelios me entusiasman, tanto por su sencillez, como sobre todo porque en ellos voy experimentando la locura del amor de Dios, que desde la eternidad está amándonos hasta vernos a todos en sus brazos… Dios no se cansa de esperar como la mejor de las madres. Y nos busca en cada momento de la propia historia, si es que nos alejamos. Nos busca ofreciéndonos a su hijo para que sea nuestro salvador, y nos pide si le damos el propio corazón como el Nuevo Pesebre de la historia del mundo y de la propia historia. En este camino, María nos sigue día con día dando ejemplo de cómo acoger a Dios en nuestras almas. Sólo la sencillez de la propia respuesta hace la diferencia. EL PAPA FRANCISCO NOS HACE SU PROPIO COMENTARIO: “La salvación no se compra ni se vende: ES GRATIS” ¿Adónde nos lleva la soberbia del corazón? Adán y Eva cedieron a la seducción de Satanás, creyeron ser como Dios. Esta soberbia suficiente hace que se alejen del Paraíso. Pero el Señor no les deja caminar solos, les hace una promesa de redención y camina con ellos. El Señor acompañó a la humanidad en este largo camino; hizo un pueblo, estaba con ellos”. Y ese camino, “que comenzó con desobediencia”, “termina con una obediencia”, con el sí de María en el Anuncio del ángel. El nudo que hizo Eva con su desobediencia –como nos dice san Ireneo de Lyon- lo deshizo María con su obediencia”. Es un camino en el que las maravillas de Dios se multiplican. El Señor está en camino con su pueblo. Y ¿por qué caminaba con su pueblo con tanta ternura? Para reblandecer nuestro corazón. Él mismo lo explica: ‘Haré de tu corazón de piedra un corazón de carne’. Reblandecer nuestro corazón para recibir la promesa que hizo en el Paraíso. Por un hombre entró el pecado, por otro vendrá la salvación. Y este camino tan largo nos ayudó a todos nosotros a tener un corazón más humano, más cercano a Dios, no tan soberbio, ni tan suficiente. Y hoy la liturgia nos habla de esta etapa en el camino de restauración, nos habla de obediencia, de docilidad a la Palabra de Dios. La salvación no se compra ni se vende: se regala. Es gratis. Nosotros no podemos salvarnos a nosotros mismos: la salvación es un regalo, totalmente gratuito. No se compra con la sangre ni de toros ni de cabras: no se puede comprar. Sólo, para que esta salvación entre en nosotros, pide un corazón humilde, un corazón dócil, un corazón obediente, como el de María. Y el modelo de este camino de salvación es el mismo Dios, su Hijo, que no consideró un bien irrenunciable el ser igual a Dios. Pablo lo dice. El camino de la humildad, de la humillación. Esto significa simplemente decir: yo soy sólo un hombre, o una mujer y Tú eres Dios, e ir así ante la presencia de Dios, en la obediencia, en la docilidad del corazón. Hoy podemos abrazar al Padre que, gracias a la sangre de su Hijo, se hizo como uno de nosotros, nos salva. Este Padre que nos espera todos los días… Miremos la imagen de Adán y Eva, miremos la imagen de María y de Jesús, miremos el camino de la historia con Dios que caminaba con su Pueblo. Y digamos: ‘Gracias, gracias Señor, porque hoy tú nos dices que nos has regalado la salvación’. Hoy es un día para dar gracias al Señor. ... Un abrazo y ¡FELIZ ADVIENTO, CASI NAVIDAD! LES PONGO A TODOS EN EL CORAZÓN DE DIOS: P. Salvador Gómez, L.C. PONGO MI LINK DE FACEBOOK, por si alguno quiere hacer algún comentario o quiere contactarme: Link: https://www.facebook.com/#!/salvador.gomezgonzalez.1