gendhun choekyi nyima

gendhun choekyi nyima

EL LABERINTO DEL TIBET - 6 - EL FUTURO DEL TIBET - TVE / CANAL+ (Audio Esp.)

3mo ago
SOURCE  

Description

El capítulo sexto y último del documental está dedicado a la historia reciente del Tíbet y a indagar sobre su posible futuro. Nos ofrecen imágenes de Gyangtsé, su dzong (fortaleza) y el kunbum (gran pagoda). Gyangtsé conserva el sabor de las viejas ciudades, es la más tradicional del país, aunque también fue la primera en tener contacto con el exterior. El museo de la fortaleza de Gyangtsé exhibe las armas medievales usadas por los tibetanos contra el ejército inglés de Ian Husband que, muy inferior en número pero con armamento muy superior -incluidas ametralladoras- derrotó fácilmente a los tibetanos. En 1950 la República Popular China, liderada por Mao Zedong, envía al Tíbet a su ejército, poco después de que los soldados del derrotado ejército nacionalista abandonen su guarnición en Lhasa. Los chinos imponen el denominado 'Acuerdo por la Liberalización Pacífica del Tíbet', que confiere a China la defensa y la política exterior del territorio mientras que la política interior queda bajo la jurisprudencia del Dalai Lama. A partir de 1952 los chinos desarrollan un programa de mejora de las comunicaciones y construyen carreteras y aeropuertos. En 1956 se crea la Región Autónoma del Tíbet, como parte de la República Popular China, con lo que el país pierde completamente su independencia. En ese mismo año se registran levantamientos populares y actividad guerrillera contra el régimen chino. El XIV Dalai Lama, acusado por Pekín de instigar las revueltas, tiene que huir disfrazado, atraviesa la frontera con cerca de cien mil tibetanos y se establece en Dharamsala, en el norte de India, donde fija el nuevo gobierno en el exilio. Pekín anuncia que el Tíbet está enteramente bajo su control y nombra máxima autoridad del gobierno autónomo al X Panche Lama. En 1962 el Partido Comunista Chino exige que el Panche Lama califique al Dalai Lama como "reaccionario y traidor". En lugar de ello, el Panche Lama escribe un documento en donde describe la destrucción sistemática que estaba sufriendo el Tíbet (seis mil monasterios destruidos, el medio ambiente en peligro por las explotaciones mineras, masiva inmigración de población china, etc). Como consecuencia el Panche Lama es encarcelado y no sería liberado hasta 1977. En 1989 el Panche Lama vuelve a condenar la invasión y cuatro días después las autoridades chinas anuncian que ha muerto "víctima de un ataque al corazón". Ante las nuevas revueltas que se producen, China impone la ley marcial. En 1995 el gobierno chino reconoce al niño de seis años Gyaincain Norbu como XI Panche Lama, a pesar de que unos días antes el Dalai Lama, desde su exilio indio, había reconocido a Gendhun Choekyi Nyima, de la misma edad. Un nuevo golpe para el gobierno oficial pro chino se produjo con la huida del joven karmapa, la tercera autoridad religiosa, que se exilió en India junto al Dalai. En el Tíbet de hoy la modernización impuesta por la República Popular China convive con las formas tradicionales. Nos ofrecen comentarios sobre la situación de clases bajas del país, desde el punto de vista del gobierno comunista chino y el gobierno del exilio, que naturalmente difieren. El gobierno del exilio se queja de la inmigración en el Tíbet de chinos de la etnia han. Según dicen, los chinos tratan de acabar con la lengua tibetana: el chino es obligatorio en la escuela y el inglés y el tibetano opcionales, pero se aconseja a los niños estudiar inglés. Aunque mal visto por China, el Dalai Lama dice no ser un independentista en sentido estricto, pero muchos tibetanos que le rodean verían bien no sólo la independencia del Tíbet, sino la creación del Gran Tíbet, incorporando otros territorios que pertenecieron al antiguo imperio. La serie concluye con la siguiente apreciación: "hemos intentado orientarnos en el laberinto del Tíbet pero no hemos encontrado la salida". ¡Lha gyalo! (los dioses siempre triunfan) Capítulo anterior: Nacer, vivir, morir.