Message sent! Check your Phone

Staff Picks

Staff Picks

Presentan en público al acusado de la última masacre en México

2y ago
SOURCE  

Description

Las autoridades presentaron a Daniel de Jesús Elizondo Ramírez, alias "El Loco", líder del cartel de Los Zetas en la plaza de Cadereyta y sindicado como responsables del asesinato de 49 personas halladas el 13 de mayo. Por su parte, la Arquidiócesis Primada de México alertó que el país vive una cultura de violencia que hizo perder el respeto a la vida humana. "El Loco" fue presentado en la sede de la Suprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), donde permanecerá detenido de manera provisional mientras continúan las investigaciones. Elizondo y José Ricardo Barajas López, alias "El Bocinas", quien se fugó del penal de Apodaca, Nuevo León, el 19 febrero de 2012, fueron señalados como los principales responsables de la ejecución de 49 personas. "El Loco", de aproximadamente 25 años, confesó que recibió órdenes de los líderes de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano, alias "El Lazca", de Miguel Treviño Morales y del jefe criminal en dicha entidad, el cual es conocido como "El Morro". En la presentación, el subjefe operativo del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Edgar Villegas Meléndez, informó que el detenido y otros sujetos con quienes se reunió en el poblado Los Herrera, tiraron los cuerpos descuartizados. Elizondo declaró que en marzo de 2008 formó un grupo de sicarios encabezado por Treviño Morales que ingresó en el departamento guatemalteco de Zacapa, para tomar el control de la organización en el país centroamericano. Tras varios enfrentamientos con grupos locales murió el narcotraficante guatemalteco Juan José León Radón, alias "Juancho León", agregó. Además, confesó que como jefe de la plaza de Cadereyta, participó en varias agresiones en contra de integrantes del grupo antagónico Cartel del Golfo y realizó secuestros y ejecuciones. El supuesto agresor fue detenido durante "una operación de precisión" realizada por tropas del Ejército mexicano el 18 de mayo en el municipio de Guadalupe, en el estado de Nuevo León. Los cadáveres mutilados de 49 personas fueron encontrados el 13 de mayo a la orilla de la carrera Cadereyta-Reynosa cerca de la ciudad de Monterrey, en la tercera matanza de este tipo registrada en los últimos nueve días. Según la Agencia Estatal de Investigaciones, citada por DPA, los cuerpos, que estaban en bolsas de plástico, corresponden a 43 hombres y seis mujeres. El viernes 4 de mayo se encontraron 23 cadáveres en la ciudad de Nuevo Laredo, del vecino estado de Tamaulipas. Nueve fueron colgados de puentes y otros 14 aparecieron decapitados. El miércoles siguiente aparecieron 18 cuerpos descuartizados en dos vehículos en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, en el estado de Jalisco. Entretanto, la Arquidiócesis Primada de México alertó que el país "vive hoy una cultura de violencia que condujo a la pérdida del respeto a la vida humana", al condenar el reciente hallazgo de cuerpos en distintos estados del territorio nacional. En un editorial titulado Indignación humanitaria, publicado en su semanario Desde la Fe, la jerarquía católica lamentó la falta de sensibilidad de las autoridades, las que "se limitan a informar que buscarán hacer justicia hasta sus últimas consecuencias, pero todo queda en declaraciones". Subrayó el texto reproducido por Prensa Latina que la sociedad "poco sabe de la identidad de los ejecutados y menos de los verdugos, pero lo más grave es que los mexicanos comienzan a acostumbrarse a esta violencia y después del estupor general pierden su capacidad de indignación y su exigencia de justicia". Por su lado, el arzobispo Norberto Rivera reiteró ayer el llamado a la pacificación del país al concluir su homilía en la Catedral Metropolitana También pidió a reporteros, fotógrafos y todos los involucrados en los medios de comunicación a que informen "con verdadera ética profesional, sin sensacionalismo, la verdad".