Message sent! Check your Phone

jazz band

jazz band

Caracas vieja - Canta Humberto Zárraga

1y ago
SOURCE  

Description

CARACAS VIEJA es una de las más hermosas composiciones del maestro Billo Frómeta, la cual adquiere evocadores matices en la voz de Humberto Zárraga, al interpretarla como valse, acompañado al piano por el maestro Alberto Lazo, logrando así una exitosa trilogía que rinde un sentido homenaje a la vieja Caracas de los techos rojos. Luis María Frómeta Pereira, músico, director de orquesta, arreglista y compositor nació en Santo Domingo, República Dominicana, el 15 de noviembre de 1915. Años después se traslada junto a su familia a San Francisco de Macorís. Desde pequeño sintió vocación por la música y tuvo la suerte de que en la escuela primaria la música era materia obligada, por lo que aprende teoría y solfeo con el profesor Sixto Brea, armonía y composición con el profesor Rafael Pimentel y saxo y clarinete con el profesor Oguis Negrete. Allí conoce a dos jóvenes que se convertirían en sus grandes amigos: Simón Damirón y Rafael Minaya. En 1933 la familia regresa a Santo Domingo, donde comienza a dar clases de guitarra a domicilio y hace arreglos para grupos musicales. En ese tiempo conoce a Freddy Coronado, brillante estudiante de violín quien lo pone a trabajar en un teatro como saxofonista y lo anima a formar el Conjunto Tropical, que actuaba en radio HIN. Luego de la secundaria estudia medicina. Con solo 15 años fue fundador y primer director, con el grado de Capitán, de la Banda del Cuerpo de Bomberos de Ciudad Trujillo, oportunidad que le permite ampliar sus conocimientos musicales. También fue fundador de la Orquesta Sinfónica de Santo Domingo. La unión de Freddy Coronado, Simón Damirón, (estudiantes de Ingeniería) y Ernesto Chapuseaux y Luís María Frómeta Pereira, (estudiantes de Medicina), produjo la formación de la orquesta de baile Santo Domingo Jazz Band, dirigida por Damirón y luego por Billo, al irse el primero a Puerto Rico. Al ingresar a la Universidad tiene que dejar su actividad musical hasta que su vocación lo hace retirarse a los tres años de estudio, volviendo a dirigir orquestas. En ese entonces, en plena era de la dictura dominicana surge una oferta de Caracas para amenizar las fiestas de Año Nuevo y aquellos jóvenes emprenden viaje en barco, el 26 de diciembre de 1937, del Puerto del Río Ozama, a bordo del Sordwagen, teniendo que viajar en la carbonera, sin comida ni la más mínima atención, alimentándose de naranjas, pan y queso. Según Billo, "la orquesta era una copia de las orquestas de moda de la época (Orquesta de Rafael Muñoz, de Puerto Rico y la Casino de la Playa, de Cuba). El 31 de diciembre de 1937, arriban al Puerto de La Guaira, para tocar en Caracas en el Roof Garden, local danzante de prestigio, ubicado en la esquina de La Torre, frente a la Plaza Bolívar. Los hermanos Sabal, dueños del local, deciden cambiarle el nombre de la orquesta por el de Billo's Happy Boys, generando protestas en República Dominicana. Este hecho y la prórroga del contrato obligan a los músicos a quedarse en Caracas. En ese tiempo Billo se limitaba a sus actuaciones en el Roof Garden todos los días de 10 de la noche a 4 de la madrugada, más el Vermouth Danzante de los domingos entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde. En esa época Radio Caracas transmitía los bailes. En 1939 se ve afectado por el tifus y los médicos dicen que morirá, por lo que la orquesta se disuelve. Meses después, tras haber perdido el cabello, volvió a tomar la batuta y el saxofón para quedarse en la Caracas. En 1958, a la caída de Pérez Jiménez, Billo sufre una serie de ataques desatados por la envidia, teniendo que enfrentar demandas y hasta un veto por parte de la Asociación Musical que le prohibió actuar de por vida en Venezuela. Ante la prohibición viaja a Cuba donde graba con una orquesta integrada por músicos cubanos. Varias de esas grabaciones se editan en Venezuela con los sellos Sonus y Venevox, cantando Víctor Piñero, Alberto Beltrán, Pío Leiva y Carlos Díaz. En mayo de 1960 regresa a Caracas y le es levantado el veto...