don juan

don juan

El Seminario Conciliar de México cumple 326 años como institución

23h ago
SOURCE  

Description

Hola amigos: En esta ocasión hablaremos de una antigua institución religiosa que perdura, a pesar de que su sede original ya no existe, me refiero al Seminario Conciliar de México. Hoy ubicado en el Centro de la Delegación Tlalpan, los orígenes del Seminario se remontan a la época virreinal, cuando en 1585, en el III Concilio Mexicano se habló acerca de crear una institución en la Nueva España para formar sacerdotes. Sin embargo, sería hasta 1684 cuando el Arzobispo Francisco de Aguiar y Seijas y el Cabildo enviaron, mediante el canónigo Diego Guerra, una petición al rey Carlos II para que autorizara la fundación del Seminario; el rey así lo hizo y expidió una real cédula dirigida al virrey Conde de Paredes; pero extrañamente, la cédula no fue tomada en cuenta y la fundación no se llevó a cabo. Otro inconveniente, es que no se tenía el lugar para construir el Seminario, por lo que el Arzobispo y otras autoridades se reunieron en la Catedral para examinar sus inmediaciones, concluyendo que era conveniente construirlo en el costado oriente de la Catedral; pero el Maestro mayor de Catedral, don Juan Manuel de Escorza, se opuso, argumentando que afectaría la construcción catedralicia. En noviembre de 1689 se aprobó finalmente la construcción del Seminario junto a la Catedral y así evitar que los alumnos tuvieran que salir a la calle y sus distracciones, fundándose oficialmente el 28 de noviembre de 1689 el Real y Pontificio Colegio Seminario de México; y la cédula real de aprobación se daría hasta julio de 1691, aunque no sería el primero, pues ya había seminarios en Michoacán y Puebla. El Seminario abrió sus puertas hasta 1697, y desde entonces el número de alumnos y la insuficiencia del edificio fue un problema, por lo que se le hacían reparaciones continuamente. Más tarde, en 1749, se amplió con un nivel hacia arriba y en 1790 se rentó una casa enfrente, en la calle de Relox (hoy Seminario), para establecer el Colegio Chico. En 1799 se inició un proyecto para un nuevo edificio a cargo de Manuel Tolsá, pero éste no se realizó. A partir del siglo XIX, el edificio original entró en un deterioro acelerado, estando en peligro de derrumbarse, por lo que parte de los alumnos se mudó temporalmente al edificio de la antigua Inquisición. Más tarde, con las Leyes de Reforma, el seminario fue clausurado en sus dos sedes: Inquisición y Relox; pero se acordó con el gobierno su permanencia, alojándose en el ex convento de los Camilos, en la actual esquina de Regina y Correo Mayor. Ahí permaneció hasta el siglo XX, cuando en 1928, durante la Guerra Cristera, el Seminario fue invadido y los alumnos expulsados. En ese entonces se trató de recuperar el edificio original, pero ya el gobierno lo había vendido y se convirtió en hotel; y más tarde, en los años 30 el edificio fue demolido, para ampliar la calle de Seminario. Desde entonces, el Seminario se dividió y peregrinó por diferentes lugares de la Ciudad: Mixcoac, Azcapotzalco, la Casa de la Bola en Tacubaya y en 1934 llegaron al ex convento dominico de Tlalpan; fue en dicha población que a partir de 1939 se buscó un lugar para establecerse definitivamente, mudándose al inmueble de Moneda 2, y a partir de 1946 se le encarga el proyecto del nuevo seminario al arquitecto José Villagrán García. La construcción se llevó a cabo poco a poco y anexando terrenos contiguos, terminándose por completo hasta 1972, en estilo colonial y teniendo la fachada en la calle de Guadalupe Victoria y contando con todos los servicios, incluyendo su biblioteca, que fuera incautada durante la Reforma y devuelta al Seminario, parcialmente, en 1947. Así es como una de las instituciones más antiguas de nuestro país ha peregrinado por la Ciudad, pero que hoy, a sus 326 años, sobrevive aunque su sede original se haya perdido para siempre. www.yoinfluyo.com mm@yoinfluyo.com @yoinfluyo